Publicado por Chiqui el 14 de octubre de 2011

Viene de Las miniguías de Albert. Bolivia [I]

Embarcamos en Huatajata hasta Copacabana (3.800 metros de altitud). Una de las formas de llegar a esta ciudad es por carretera. Se trata de un lugar de peregrinaje importante ya que en la Catedral se venera a la Virgen de Candelaria. Es muy colorido ver los coches engalanados con todo tipo de elementos para la bendición. Su cercanía con Perú convierte esta ciudad en un gran mercado.

Dejando atrás Copacabana, tomaremos un barco que nos llevará a la Isla del Sol, lugar de gran belleza y tranquilidad con numerosos restos incaicos.  Si puedes, es una gozada tomar una pequeña embarcación desde el puerto hasta la bahía de Sabacera, en la parte norte de la isla. Una vez allí regresaremos por senderos al punto de origen (toda una jornada).

Además de las pequeñas poblaciones y de contemplar la forma de vida de sus gentes, podremos visitar las ruinas de Chincana, la mesa ceremonial, las huellas del Sol, el templo del Inca, la escalera y la fuente del Inca, y en la parte sur el complejo Pilko Kaina. La isla tiene bellas bahías para disfrutar de la naturaleza y del baño. Frente a la isla del Sol está la Isla de la Luna. En la ladera se puede visitar las ruinas incas del Palacio de las Vírgenes del Sol.

Hecho esto, regresaremos a La Paz para tomar un avión con destino a la ciudad colonial de Sucre (2.790 metros). Tuvimos la oportunidad de estar en la ciudad el día 6 de agosto, día de la Independencia de Bolivia, que se celebra con especial relevancia en esta ciudad. Dato a recordar si no se tienen fechas fijas.

Hay muchos lugares interesantes para visitar. La Casa de la Libertad edificio en el que se declaró la independencia el 6 de agosto de 1825. La Iglesia de Merced, la Catedral y Capilla de la Virgen de Guadalupe, el Museo de Recoleta y el mirador sobre la ciudad, el Convento de San Felipe Neri, el mercado, o el cementerio son alguna de ellas. Pero por muchos lugares turísticos que visitar o que no hay que dejar pasar es perderse por sus calles.

Para comer, apuntaros el restaurante Los Balcones Plaza. Tiene buenas vistas a la plaza 25 de mayo. ASUR, en la zona de Tarabuco, es el mejor lugar para comprar textiles de la zona. Nosotros contratamos la agencia local Solarsa Tour para hacer la zona de Sucre, Potosí y Uyuni. Muy recomendable.

Si uno quiere conocer la otra Bolivia, la agencia Turismo Sucre junto con la comunidad Jatun Yampara (a media hora de Sucre) han construido una serie de sencillos alojamientos que permite al viajero convivir en una aldea. Aunque uno no se aloje puede hacer una visita y almorzar. Yo lo recomendaría.

Los domingos se celebra en la población de Tarabuco (3.200 metros) el mercado semanal. Vale la pena a pesar de ser muy turístico. Se vende de todo, papas (patatas) de todo tipo, hoja de coca, artesanía, textiles, etc. Muchos Tarabuqueños van ataviados con los trajes tradicionales y los hombres llevan un casco o montera de cuero copia de los que utilizaban los españoles en la época colonial. Cuidado, los turistas muy ansiosos de fotografías no son muy bien recibidos.

El siguiente destino de nuestro viaje es la ciudad de Potosí (4.090 metros) que es famosa por sus minas de plata.  A pesar que la ciudad aún explota las minas del Cerro Rico, de la plata casi no queda ni rastro.

Aunque está poco conservada, la zona centro colonial es muy interesante y hay que ir a la Casa Nacional de Moneda, la Catedral, el Convento de San Francisco o las numerosas casa coloniales (El Cabildo, Casa de las tres Portadas, Arcos de Cobija), entre otros numerosos lugares de interés.

Otro lugar que hay que visitar es el mercado de los mineros. Allí se puede comprar desde botas de agua a hojas de coca, alcohol potable (96º) que se lo toman a pelo y cartuchos de dinamita… ¡explosiva combinación!

Una gran experiencia es entrar en una mina Esto debemos contratarlo con una agencia especializada, en donde te suministran las botas de agua, el mono, el casco y el frontal. Esta aventura te permite conocer las condiciones infrahumanas de trabajo y los nulos elementos de seguridad. En las tiendas del mercado minero hay que comprar refrescos, hojas de coca, dinamita, alcohol potable para obsequiar a los trabajadores que se encuentran en el interior de la mina y para hacer las ofrendas a la Pachamama (tierra) y al Diablo. No apto para personas que padezcan claustrofobia. Es mejor quedarse en la entrada.

Ya fuera de la mina, para comer tenemos el Ingenio San Marcos (antiguo lugar donde se trataba el mineral restaurado y convertido en moderno restaurante) y el Mesón.

El siguiente lugar que visitaremos en nuestro viaje es Uyuni,  mejor dicho el Salar de Uyuni (3.653 metros) y con toda seguridad el mayor del mundo. El lugar es increíble y único, pero en ciertos lugares, como en la isla de los pescadores, con exceso de visitantes. Una recomendación para aquellos que se alojen en el Hotel Palacio de Sal: id bien abrigados, hace muchísimo frío.

Del salar de Uyuni hay poco que decir, lo único que hay que hacer es visitarlo. Para los amantes a la fotografía con imaginación se pueden realizar composiciones muy divertidas por la falta de puntos de referencia. Un buen lugar para alojarse es en Tahua, a los pies del volcán Tunupa. El Hotel Takya de Sal también es un buen lugar, sencillo pero no hace frío.

Desde el Salar de Uyuni se puede realizar la ruta (2 días) que nos llevará en vehículo 4 x 4 a San Pedro de Atacama (Chile). En la primera jornada llegaremos hasta la Laguna Colorada, denominada así por el color de sus aguas que generan las algas y los sedimentos. También es posible ver flamencos. Seguiremos hasta Cañapa y Laguna Honda.

La segunda jornada visitaremos el campo geotérmico de Sol de Mañana (4.700 metros), las aguas termales de Polques, el Salar Chalviri. También atravesaremos el desierto hasta llegar a la Laguna Verde (4,400 metros) y cruzar la frontera para llegar a Atacama.

Para regresar a La Paz desde Uyuni, podemos tomar el bus Todo Turismo. El trayecto dura unas 11 horas (sale a las 20.00 y llega a la 7 de la mañana). Otra opción es tomar el tren hasta Oruro (también sale de noche) y luego enlazar con un bus hasta La Paz.

Este viaje se puede realizar entre 15 y 18 días. La vida en Bolivia es muy económica para un europeo por lo que el dinero no debería ser un problema infranqueable.

Aprovecho esta mini guía para agradecer las atenciones recibidas por las personas que nos han ayudado ha disfrutar de este viaje, entre otros a Jaime, Rafael y Arnaldo.

Viaje realizado en julio-agosto 2011

Fotografía © Albert Ferré


Deja un comentario

    Prensa

    Radio

    Televisión

    Internacional

    Bitácoras

    Recursos